Somos un grupo de amigos, aficionados al mundo del motor, siempre buscando información y nuevas cosas que se hacen tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Hace ya años, descubrimos los eventos “Gatebil” que se realizan en los países escandinavos. Así que ni cortos ni perezosos, localizamos el lugar del evento principal, y nos plantamos en Noruega.

A la vuelta a España fuimos conscientes de la realidad de otros países, casi todos los coches tenían cambiado el motor, pudiendo ver proyectos increíbles, e impensables en nuestras fronteras:. Toyota Supra motor Bmw, Bmw motor Supra, Mercedes motor Cosworth, Nissan motor Corvette y mil inventos con turbos sobredimensionados que superan los 600 caballos como mínimo, pudiendo hablar de megaproyectos bajo la carcasa de un viejo Volvo oxidado o un simple Gol IV con 1.000 caballos.
Nosotros participamos en diferentes eventos como rallyes, slalom, aceleraciones o circuitos y pensamos que era el momento de dejar la competitividad a un lado, disfrutar nosotros y hacer disfrutar al público, que realmente es lo que se hace en esos países. Disfrutar conduciendo engendros mecánicos que hacen sacar una sonrisilla a los fríos (de carácter) habitantes de esos países.
Nadie apostaba por nuestro proyecto cuando se lo contábamos, pero algunos de nosotros ya teníamos todos los planos en la cabeza. Elegimos la Vanette por ser motor central y tracción trasera y ser de las furgonetas mas feas que hay. Bueno y básicamente, porque teníamos una a mano. Se nos apareció un Bmw 730i V8 en el camino, y la idea ya estaba clara. Tras el desmontaje del coche original, y varias pruebas (sobre todo de espacio), el motor estaba dentro de la furgoneta. Tras ello, se adaptó el eje trasero completo de Bmw y se dejó todo fijado (suena fácil y rápido, pero tiene su miga)
El proyecto en si, entre 5 personas no es de gran cuantía de dinero ya que eran mas las ganas de hacerlo que los materiales que teníamos, lo cual demuestra que para hacer algo divertido, no hace falta mucho dinero, sino ganas, implicación y sobre todo mucha cabezonería.
La furgoneta en si puede mejorarse mucho ya que hemos escatimado mucho en detalles superfluos o estéticos (en este aspecto hemos escatimado todo, para que siga pareciendo un cacharro industrial viejo y oxidado)
La furgoneta arrancó por primera vez un viernes a la tarde, y esa noche se alargó hasta bien entrada la madrugada para que pudiera andar. La primera vez que la furgoneta rodó con su nuevo motor fue pocas horas después del primer arranque, sacándola de la nave donde ha renacido, y encaminándola a su test de prueba: 

Hacer 500 km por carretera 
hasta el circuito de Albacete, donde íbamos a correr con ella esa misma tarde. Con la ITV aún al día y seguro cruzábamos los dedos para que el viaje fuera tranquilo y sin sustos, y así fue, llegamos, corrimos, y nos lo pasamos increíble, al igual que el resto de participantes y público a los que se les quedaban los ojos como platos al ver una vieja Nissan Vanette adelantando algunos coches en la recta principal. Todo hasta que el embrague dejo de funcionar. Aun así pudimos encaminar la vuelta a Burgos sin problemas. Toda una odisea, aunque hacer una primera prueba de contacto de 1000 km más la entrada al circuito, y que todo fuera bien, fue al menos reconfortante.
La furgoneta vimos que iba mejor de lo que pensábamos y que en los eventos daría mucho que hablar, al menos en el sentido más humorístico. Por ello decidimos crear una marca que describe nuestro estilo y el de muchas personas para hacernos conocer como una marca y no como algo personal ya que tenemos varios coches y proyectos abiertos y no se queda solo en “La Vanette”. Fast and Nice es nuestra marca e intentamos demostrar que en España hay actitud automovilística. Enseñamos los mejores coches internacionales (decir que nuestra aventura en Noruega no se quedó allí, y hemos repetido la visita los últimos cuatro años, con muchísimo material gráfico que irá saliendo). y destacamos los coches y proyectos nacionales que mas nos gustan y que la gente nos envía.
En el futuro presentaremos proyectos como un Fiat 126 con motor V8.